EL MEJOR TIEMPO. INCLUSO FUERA DEL CIRCUITO

Dinamismo de conducción y eficiencia del BMW X5 M

EL MEJOR TIEMPO. INCLUSO FUERA DEL CIRCUITO

Dinamismo de conducción y eficiencia del BMW X5 M

El BMW X5 M ofrece potencia concentrada que el sistema xDrive M transfiere con eficacia a la carretera. Se garantiza una tracción extraordinaria. Es posible realizar cambios rápidos, ya sea manual o automáticamente, gracias al cambio M Steptronic de 8 velocidades de serie. Los frenos M Compound consiguen excelentes valores de deceleración deportivos. Y las tecnologías BMW EfficientDynamics garantizan una combinación perfecta de elevadas prestaciones y eficiencia.

EL MEJOR TIEMPO. INCLUSO FUERA DEL CIRCUITODinamismo de conducción y eficiencia del BMW X5 M

El BMW X5 M ofrece potencia concentrada que el sistema xDrive M transfiere con eficacia a la carretera. Se garantiza una tracción extraordinaria. Es posible realizar cambios rápidos, ya sea manual o automáticamente, gracias al cambio M Steptronic de 8 velocidades de serie. Los frenos M Compound consiguen excelentes valores de deceleración deportivos. Y las tecnologías BMW EfficientDynamics garantizan una combinación perfecta de elevadas prestaciones y eficiencia.

CAMBIO STEPTRONIC M DE 8 VELOCIDADES CON DRIVELOGIC

CAMBIO STEPTRONIC M DE 8 VELOCIDADES CON DRIVELOGIC

Entrega óptima de fuerza

El cambio Steptronic de 8 velocidades con Drivelogic marca la pauta en dinamismo y cambio. La refinada progresividad de las velocidades y los cambios extremadamente rápidos facilitan una entrega óptima de fuerza a cualquier velocidad y garantizan así una potencia y eficiencia definitivas. Especialmente a velocidades elevadas, la octava marcha reduce el régimen del motor, disminuyendo el consumo y el ruido. Se puede cambiar manualmente en los modos «D» y «S» con la palanca de cambio M o las levas de cambio M del volante. En el modo manual «S», el cambio Steptronic M no pasa automáticamente a una marcha superior y el motor alcanza la velocidad máxima cuando es necesario.

Muy dinámico

Además, el conductor puede cambiar con gran dinamismo a la velocidad máxima y utilizar el botón Drivelogic para seleccionar una de las tres opciones de cambio: desde cómodo y eficiente hasta dinámico o deportivo con tiempos de cambio extremadamente breves. Los cambios de marcha con mínima pérdida de tracción y un embrague de convertidor de par que permanece cerrado después de arrancar crean una conexión extremadamente directa entre el motor y las ruedas motrices. Una característica exclusiva de M: cuando el vehículo está parado, no se produce la conexión automática entre el motor y la transmisión, evitándose la sensación de «arrastre». Sin embargo, al maniobrar, por ejemplo, el roce del acelerador activa dicho «arrastre a petición».

SISTEMA BMW xDRIVE CON CARACTERÍSTICAS M

SISTEMA BMW xDRIVE CON CARACTERÍSTICAS M

El sistema inteligente de tracción a las cuatro ruedas de BMW

El sistema inteligente de tracción a las cuatro ruedas BMW xDrive distribuye con suavidad la fuerza motriz entre los ejes. Para cumplir y superar las expectativas respecto a la tracción, la estabilidad direccional y la seguridad, el sistema electrónico ajusta la distribución de la fuerza de inmediato. También reacciona frente al sobreviraje y el subviraje, mejorando la estabilidad direccional y el manejo del vehículo.

Máximo dinamismo en las curvas cerradas

En los automóviles BMW M, el sistema xDrive pone un mayor énfasis en el eje trasero, que contribuye también a ofrecer características de dinamismo avanzadas. Se concede prioridad a dirigir la fuerza a las ruedas traseras y, luego, a las delanteras. Especialmente al tomar las curvas, se minimiza la tendencia al subviraje. Esto significa que el conductor puede acelerar antes y de forma más enérgica y disfrutar así al máximo del elevado potencial dinámico del vehículo. Si se desea, el eje delantero puede recibir hasta un 50% más de par. Al desactivar por completo el Control Dinámico de Estabilidad, incluso es posible realizar derrapajes controlados.

FRENOS M COMPOUND

FRENOS M COMPOUND

Los frenos M Compound se han beneficiado de la tecnología del deporte del motor, lo que les permite mantener una eficacia constante y estabilizar el desvanecimiento incluso con el uso más exigente. El empleo de diversos materiales de alta resistencia se traduce en una excelente estabilidad térmica, duración a largo plazo y frenado preciso. También reduce el peso de los frenos, con un efecto positivo en la agilidad, dinamismo, aceleración y consumo.

Los discos de freno autoventilados y perforados con pinzas fijas de seis pistones delante garantizan una respuesta óptima en condiciones húmedas y mejoran la disipación de calor. Las pinzas de freno de color azul metalizado con el logo «M» destacan el aspecto deportivo de los discos y el diseño M distintivo y auténtico.

CARACTERÍSTICAS DEPORTIVAS

Con su dinamismo irresistible y manejo preciso, el BMW X5 M marca la pauta en su segmento. El sistema Launch Control te permite realizar un arranque perfecto. Y con los sistemas Dynamic Drive, Dynamic Performance Control y Control dinámico de la suspensión, puedes ajustar la configuración del vehículo según l condiciones de conducción.

  • Sistema Launch Control

    El sistema Launch Control permite que un motor caliente alcance la aceleración máxima desde parado. El conductor desactiva el Control Dinámico de Estabilidad (DSC) manteniendo pulsado el botón DSC y, luego activa, el sistema Launch Control. A continuación, el conductor selecciona el modo secuencial con el programa de conducción 3, controla el vehículo parado manteniendo pisado el freno y pisa a fondo el acelerador hasta la posición de «kickdown». Tras encenderse el símbolo de bandera de salida en el cuadro de instrumentos, el motor subirá automáticamente al régimen de salida idóneo cuando pises el acelerador. A continuación, el conductor soltará el freno mientras mantiene la posición de «kickdown»: el vehículo acelerará al máximo hasta que se suelte el acelerador. El cambio M Steptronic de 8 velocidades ajusta continuamente los puntos de cambio de manera que, cada vez que se sube de marcha, ya está disponible el siguiente régimen óptimo. Se trata de una función dirigida a los conductores con ambiciones deportivas y dinámicas.

  • Dynamic Performance Control

    El Dynamic Performance Control (DPC) aumenta la deportividad y optimiza eldinamismo de conducción mediante la distribución flexible de la fuerza motriz entre las ruedas del eje trasero. En combinación con otros sistemas de regulación de la suspensión, el DPC ofrece aún más dinamismo y precisión en la conducción. Diseñado específicamente para M, reduce el ángulo de giro necesario y mejora la precisión.

    El eje trasero presenta dos transmisiones controladas electrónicamente además del diferencial del eje, que permiten al Dynamic Performance Control supervisar la situación de conducción y distribuir, en consecuencia, más par a la rueda trasera exterior al tomar las curvas.

  • Dynamic Drive

    Los estabilizadores activos con control hidráulico permiten al sistema de control de la suspensión Dynamic Drive reducir la inclinación de la carrocería del vehículo en las curvas o en los virajes repentinos. Así aumenta la comodidad, la agilidad y la precisión de la dirección. Finalmente, el conductor puede aprovechar el enorme potencial de dinamismo del BMW M.

    Al conducir hacia adelante, las dos mitades del estabilizador se mantienen separadas, de manera que la amortiguación y la suspensión no se ven afectadas y pueden funcionar óptimamente.

    El sistema emplea numerosos sensores para analizar la situación de conducción y minimizar la inclinación de la carrocería en las curvas según la aceleración lateral. La distribución activa de la inclinación entre los ejes delantero y trasero mitiga las situaciones de conducción críticas. Debido a la calibración M con un mayor momento de oscilación en el eje trasero, el vehículo se caracteriza por un incremento del dinamismo. El vehículo reacciona de forma aún más directa y activa a las órdenes de dirección gracias a la respuesta M de la dirección y a los cambios de carga.

  • Control dinámico de la suspensión

    El Control dinámico de la suspensión regula continuamente las características de la amortiguación según la situación de conducción en cada momento y la superficie de la carretera. Mediante los botones del dinamismo de conducción de la consola central, el conductor puede regular la suspensión conforme a sus preferencias, desde una elevada comodidad pero con elevado potencial de dinamismo hasta una extrema deportividad que subraya el estilo de conducción activo y el placer de conducir M en estado puro. En el modo Comfort, los amortiguadores reaccionan con más suavidad, minimizando el movimiento vertical del vehículo sobre superficies irregulares. Por otro lado, en los modos Sport y Sport+, los amortiguadores adquieren la firmeza M para ofrecer un mayor placer de conducir deportivo en carreteras sinuosas, que es donde más se disfruta del elevado rendimiento M del vehículo. Los movimientos de las ruedas y la carrocería se reducen al mínimo para garantizar el máximo dinamismo de conducción sobre superficies regulares. Los ajustes preprogramados del menú M Drive pueden seleccionarse directamente por medio de los botones M del volante.

    Los sensores de las ruedas miden el movimiento y, posteriormente, una unidad de control lo analiza. Los amortiguadores se ajustan en una fracción de segundo. Los amortiguadores se reajustan en cuanto a compresión y rebote constantemente y de forma independiente. El resultado: excelente agarre a la carretera gracias a la óptima suspensión y amortiguación en todas las ruedas.

M DRIVE

M Drive permite configurar individualmente perfiles de conducción personales: desde un cómodo deslizamiento hasta una configuración directa deportiva para su uso en el circuito. Al activar cualquiera de los dos perfiles guardados (y todos sus ajustes), es suficiente con tocar uno de los dos botones M Drive integrados en el volante de cuero M.

Los botones del dinamismo de conducción M para ajustar todas las funciones de transmisión y suspensión, configurables de forma individual, están dispuestos en la consola central en torno al selector de cambio. El conductor puede seleccionar, de forma independiente, el modo DSC, las prestaciones del motor, los parámetros de la suspensión adaptativa, las características de la dirección M Servotronic, las opciones de cambio de la transmisión M Steptronic de 8 velocidades y el aspecto del BMW Head-Up Display. Es posible crear una configuración individual y detallada del vehículo mediante el menú iDrive: esta puede guardarse manteniendo pulsado uno de los dos botones M Drive del volante de cuero M.

M SERVOTRONIC

Los conductores pueden disfrutar de una excelente asistencia a la dirección en cualquier situación de conducción con Servotronic M. Este sistema ajusta la resistencia del volante a la velocidad y mantiene una respuesta de la dirección precisa y directa a velocidades elevadas. Ofrece además la máxima comodidad minimizando el esfuerzo físico necesario para mover el volante e incrementando la agilidad al aparcar, maniobrar o conducir por carreteras estrechas o sinuosas.

Una unidad de control utiliza mediciones electrónicas de la velocidad para determinar la fuerza necesaria en cada situación. Esta se ajusta con precisión mediante una unidad de control eléctrica, que aporta mucha más precisión que los sistema de servodirección convencionales, orientados a la velocidad del motor.

Con M Servotronic, se necesita un esfuerzo físico mínimo para mover el volante a baja velocidad. Sin embargo, a medida que aumenta la velocidad, la asistencia necesaria se reduce continuamente para asegurar un contacto más directo con la carretera y, en consecuencia, una estabilidad direccional óptima. M Servotronic está específicamente adaptado a la línea M y ofrece tres ajustes de configuración individual que pueden seleccionarse pulsando simplemente un botón.

TECNOLOGÍAS BMW EFFICIENT DYNAMICS

Aprovecha al máximo cada litro de combustible con BMW EfficientDynamics: mejores prestaciones, mayor eficiencia y una experiencia de conducción única. Las innovaciones técnicas, que reducen el consumo mientras aumentan el dinamismo, equivalen a placer de conducir de serie en cualquier BMW.

  • Función Auto Start/Stop

    La función Auto Start/Stop asegura que solo se utilizará combustible cuando el vehículo esté en movimiento. Ante un semáforo o en retenciones, la función Auto Start/Stop aprovecha para ahorrar combustible apagando el motor cuando el vehículo se detiene y el conductor deja el pie sobre el freno.

    Una señal en el display de información muestra cuando está activa la función. En cuanto el conductor cambia del freno al acelerador, el motor vuelve a arrancar automáticamente en una fracción de segundo.

    La función no afecta en nada a la comodidad de conducción y la seguridad, puesto que permanece inactiva si el motor no ha llegado a la temperatura de funcionamiento adecuada, el interior no está suficientemente caliente o frío, el nivel de la batería es demasiado bajo o el conductor mueve el volante. Si es necesario, una unidad de control central arranca el motor incluso cuando el vehículo está parado, por ejemplo, si el vehículo empieza a rodar o se forma condensación sobre el parabrisas. La función Auto Start/Stop puede desactivarse en cualquier momento simplemente pulsando un botón.

  • Brake Energy Regeneration

    Cada vez que se frena, se genera energía cinética pero, hasta hace poco, esta energía no se utilizaba. El sistema Brake Energy Regeneration aprovecha este potencial que hasta ahora se desperdiciaba. Aprovecha la energía del movimiento por inercia que se genera al frenar o al levantar el pie del acelerador y la convierte en electricidad, que se utiliza para recargar la batería. Con este sistema inteligente de gestión de la energía, el alternador ya no tiene que funcionar de forma continua, lo que reduce su carga de trabajo. El resultado: menor consumo y mejores prestaciones, típico de BMW EfficientDynamics.

* Equipamiento opcional.